JavaScript 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20

La Gerente General del Hospital Infantil Los Ángeles, hace parte del selecto grupo de mujeres colombianas a quienes se reconoce su importante labor en la sociedad en diferentes campos.

El reciente número 193 de la Revista El Congreso destaca las mujeres de éxito que construyen paz en Colombia. Se trata de una edición especial en la cual se incluye un grupo de 30 mujeres que, por su liderazgo y gestión han sobresalido en los sectores privado y público.

Portada-Mujeres-2

La Gerente General del Hospital Infantil Los Ángeles, médica Doris Sarasty Rodríguez, hizo parte del grupo en el cual se incluyeron otras mujeres nariñenses como la viceministra de Salud y Protección Social, Carmen Eugenia Dávila Guerrero; la agente en Bogotá de Western Unión, economista María Cristina González; la directora científica de la Clínica Bellatriz, dermatóloga Alicia Caiza; la Gerente del Hospital San Pedro, médica Emma Guerra Nieto y la Alcaldesa de Tumaco, María Emilsen Angulo.

Los artículos destacan el quehacer de estas mujeres en campos de acción como salud, educación, economía, ingeniería, política, administración pública y función legislativa.

La Ministra de Trabajo, Clara López Obregón; la senadora, Claudia López Hernández y la viceministra general de Tecnología de la Información, María Carolina Hoyos Turbay, son otras de las figuras nacionales incluidas en la Edición 193 de la Revista El Congreso.

La publicación propone como tema específico un artículo titulado  “El final de las FARC EP (1964 – 2016)”  en el que se aborda la temática del final del conflicto armado y el empeño y constancia del Gobierno Nacional por cerrar este capítulo de dolor de la historia de Colombia.

La Revista El Congreso es un medio de comunicación que trabaja por el desarrollo de la democracia colombiana, con el propósito de consolidar las organizaciones públicas y privadas.

A continuación compartimos el artículo publicado:

DORIS SARASTY Y SU LUCHA SIN FIN POR LOS NIÑOS

notrevista6Con la fuerza mágica y creadora con la que puede movilizarse una comunidad ante el sufrimiento de un niño, nació hace 64 años el Hospital Infantil Los Ángeles, liderado por un grupo de abnegadas mujeres de la ciudad de Pasto. Actualmente, Doris Sarasty Rodríguez es la gerente general de esta bella institución que abraza, protege y cuida a la infancia del sur de país. Este gran propósito social se ha convertido en una meta constante de trabajo y amor para quienes más lo necesitan, de la mano de la Diócesis de Pasto.

Doris Sarasty es médica cirujana de la Pontificia Universidad Javeriana y cuenta con varias especializaciones en Gerencia de Servicios de Salud, Administración Hospitalaria y Mercadeo y Finanzas en Salud.  Gracias a su enorme gestión en favor de los colombianos, especialmente de los nariñenses, lo­gró cambiar el modelo administrativo de Dirección a Gerencia Hospitalaria. “Hemos alcanzado mucho desarrollo en estructura, procesos y resultados en las instituciones que he dirigido, de tal manera que el Ministro del ramo ha considerado que Nariño es un oasis dentro del sistema de salud colombiano, porque los hospitales son autosuficientes, auto goberna­bles y, sobre todo, tienen impacto en la población más pobre y vulnerable del régimen subsidiado”, comenta la Doctora Sarasty con gran orgullo por su labor en cada hospital y comuni­dad que ha intervenido.

Una vida al servicio social

Muchos caminos ha recorrido la reco­nocida médica cirujana para estar hoy en la cima del éxito profesional. Son varios los reconocimientos obtenidos; unos los lleva en su corazón y otros están puestos en la vitrina de su carrera, incluidas menciones, medallas y ho­nores. Sin embargo, según ella, uno de sus mayores logros ha sido elevar de categoría la institución que dirige, convirtiéndola, desde su gerencia y con el apoyo de un excelente equipo de trabajo, en el único hospital pediá­trico Acreditado en Salud del país. “Sin duda al­guna este es mi mayor reconocimien­to porque es otorgado por la atención que se da a los niños más pobres y vulnerables de Nari­ño, un tesoro que me han encomen­dado para que yo abrace, proteja y cuide; este resultado me satisface porque considero que he cumpli­do con la sociedad”, agrega la médica Doris Sarasty.

La sensibilidad de la mujer, la mejor medicina

notrevista2Además de ser una mujer muy orgu­llosa de su género, lo es también del grupo de trabajo del hospital donde el 90% de la población que allí labora está compuesto por mujeres, entre auxiliares de en­fermería, médicas, enfermeras y empleadas del área administrativa. Por la intensa labor que desarrollan en la institución, considera que se tra­ta de personas abnegadas, competen­tes y luchadoras. Tiene la certeza de que el amor y sensibilidad que son parte de ellas gracias a su género, le dan un valor agregado al tratamiento que reciben los niños ayudando a una mejor evolución en su recuperación.

Una salud más humana

Una de las características que hacen del Hospital Infantil Los Ángeles, uno de los mejores del país, es la HUMANI­ZACIÓN DE LA SALUD, porque el niño se recupera en un entorno de valores y al lado de su familia. “Trabajamos toda la inte­gralidad de ser niño; no solo atendemos a los pequeños que vienen con una enfermedad, sino que le agre­gamos valor humano a todas las acciones”, subra­ya la Doctora Sarasty. La institución cuenta con un Albergue de Paso para los familiares, un Centro Lúdico de Educación en Valores Humanos y un Aula con Pedagogía Hospitalaria, donde el menor no pier­de la continuidad en su educación y sigue recibiendo sus clases con una metodología especial.

Quien no vive para servir no sir­ve para vivir

notrevista4Para la destacada médica, viene una etapa muy importante en la que espera convertir la organización en un Hospital Universita­rio, en el cual se formarán los mejores pediatras del país. “La Acreditación en Salud de la institución nos permite so­ñar con esta meta, soñamos con un Hospital Universitario y queremos seguir prestando un servicio a los niños con altísimos estándares de calidad, con la dignidad que ellos merecen”, sostiene.

Su filosofía de vida es sencilla, pero hace eco en cada corazón. “Si no vivi­mos para servir no servimos para vi­vir”, decía la Madre Teresa de Calcuta. El servicio y amor a los demás han mar­cado la vida de Doris Sarasty Rodríguez y la marcarán hasta el final. Lo único pequeño de este maravilloso hospital son los niños, porque sus sueños son demasiado grandes.

notrevista3

notrevista1

notrevista5

Traducir página »