Monseñor Julio Enrique Prado Bolaños

Monseñor Julio Enrique Prado Bolaños

El patronato de La FUNDACIÓN HOSPITAL INFANTIL LOS ÁNGELES, es el órgano de gobierno superior y de representación. El Patronato de acuerdo al Acta de Constitución, será ejercido a perpetuidad por el excelentísimo Señor Obispo de la Diócesis de Pasto, en Sede Vacante quien haga sus veces de conformidad con el Derecho Canónico.

Monseñor Julio Enrique Prado Bolaños, nació en Cumbal (Nariño), el 21 de Noviembre de 1943, en el hogar formado por Don Julio Prado Enríquez y la Señora Rosita Amelia Bolaños Rodríguez. Tuvo 2 hermanos, José Efrén y Lidia Fanny.

Hizo sus estudios primarios en la Escuela Urbana de Cumbal y en el Colegio Champagnat de Ipiales. Los estudios secundarios los cursó en el Seminario Conciliar “Los Sagrados Corazones”, de Pasto. En el mismo Seminario cursó los estudios de Filosofía y Teología. En Bogotá realizó cursos académicos de Teología en la Pontificia Universidad Javeriana y estudió Filosofía y Humanismo en la Universidad Santo Tomás, en donde hizo su especialización.

Recibió la Ordenación Presbiteral de manos de Monseñor Alonso Arteaga Yepez, Obispo de Ipiales, en Cumbal, el 3 de Diciembre de 1967. En su ministerio presbiteral prestó los servicios de: Vicario Parroquial en Cumbitara, Párroco de la Llanada, Profesor en el Colegio Seminario de Ipiales, Capellán del Colegio Helvetia en Bogotá, Párroco de Cumbal y Rector del Colegio “José Antonio Llorente” de la misma localidad, Vicario Foráneo y miembro del Colegio de Consultores de la Diócesis de Ipiales.

Su Santidad Juan Pablo II lo nombró Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Cali, el 8 de Julio de 1992. Recibió la Ordenación Episcopal el 22 de Agosto 1992 en la Catedral de Ipiales y se posesionó en su cargo el 8 de Septiembre del mismo año. En Cali fue nombrado Vicario General de la Arquidiócesis y encargado de la Zona Pastoral No. 3.

Celebró sus Bodas de Plata presbiterales el 3 de Diciembre de 1992. El 22 de Agosto del año en curso celebró 22 años de Ordenación Episcopal.

Su misión pastoral al servicio de la Diócesis de Pasto se resume y se concentra en el liderazgo que ha ejercido sobre el Proceso Diocesano de Renovación y Evangelización. Es un convencido de la bondad y eficacia de este camino y a él le ha dedicado su oración, su tiempo, sus capacidades, sus desvelos y su energía. La gracia del Señor Jesús, el Buen Pastor, le ha recompensado su dedicación y sus esfuerzos con la vitalidad que progresivamente va adquiriendo y manifestando esta Iglesia Particular confiada a su Ministerio Episcopal.

En la Bula de nombramiento como Obispo de Pasto, el 2 de Febrero de 1995, el Santo Padre Juan Pablo II le escribió lo siguiente:

Debiendo proveerse a la Sede Catedral de Pasto, te juzgamos apto para gobernarla a ti, Venerable Hermano, cuyas egregias dotes de ánimo y de inteligencia son bien conocidas, lo mismo que tu no escasa experiencia de las cosas sagradas

Actualmente lleva 19 años pastoreando la Diócesis de Pasto.