JavaScript 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20

El Hospital Infantil Los Ángeles es una institución que ha logrado una cultura de atención efectiva y a la vez cálida y sensible a las necesidades de los pacientes y sus familias. La gente de Nariño y el sector salud colombiano nos debemos sentir profundamente orgullosos de contar con una institución pediátrica que está a la altura de los países desarrollados y que se constituye en un ejemplo de gestión, de humanización y de alto nivel científico”, con estas palabras el director nacional de Acreditación de ICONTEC, Carlos Edgar Rodríguez Hernández, resaltó la labor e hizo entrega de la recertificación de Acreditación en Salud al Hospital Infantil Los Ángeles en ceremonia especial realizada con la presencia de distintos sectores de la sociedad nariñense.

Agregó, “La renovación del certificado de Acreditación en Salud es un logro muy importante, incluso más importante que el otorgamiento inicial teniendo en cuenta que se evalúa el proceso de mejoramiento continuo. Da cuenta que la institución siguió adelante en el proceso de mejora y en los ejes del sistema y que ha permanecido fiel a la causa.  Hemos encontrado instituciones que se estancaron o que perdieron el nivel, por lo tanto, hemos tenido que retirarles la certificación”.

De esta manera, el Hospital Infantil Los Ángeles recibe por segunda vez la Acreditación en Salud constituyéndose una de las 39 instituciones acreditadas de Colombia por el Ministerio de Salud y Protección Social e ICONTEC.

Durante su intervención, el director nacional de Acreditación de ICONTEC, Carlos Edgar Rodríguez, enfatizó, “Me gusta venir a Nariño, la belleza interior y exterior de su gente me conmueve. Me gusta su sentido del humor, su sinceridad, su deseo de agradar y su carácter de anfitriones, pero especialmente, reconozco en la gente de esta tierra. Y reconozco en ese espíritu algo muy bello que lo he visto en los hospitales de la región que he visitado, una alta inteligencia sumada a la bondad que brindan a la personas que sufren alguna enfermedad”.   

 

Trabajamos con excelencia por amor a la infancia del Suroccidente colombiano

Apartes de la intervención de la gerente general del Hospital Infantil Los Ángeles, Doris Sarasty Rodríguez

“Las instituciones hospitalarias que definitivamente decidimos mejorar la gestión mediante el cumplimiento de estándares superiores de calidad hemos encontrado en el Sistema Único de Acreditación el camino expedito hacia un buen gobierno corporativo, hacia un buen gobierno clínico y una excelente metodología de gestión para planear, diseñar, ejecutar, monitorear, evaluar y mejorar continuamente los procesos y servicios de tal manera que mediante una cultura de calidad, hoy podamos prestar servicios de calidad, con gente de calidad.

 Lograr el certificado como la primera institución de atención exclusivamente pediátrica Acreditada en Colombia ha sido una tarea de largo plazo que implicó aprender y desaprender…interpretar los estándares y lograr armonizar el enfoque, la implementación y sobre todo los resultados en todos los procesos…ir de la mano con el mejoramiento continuo y cambio de la norma…aceptar y aportar las diferentes resoluciones modificatorias, de tal manera que cuando creíamos tener todas las respuestas nos cambiaban las preguntas…;sin embargo, el liderazgo, tesón y competencia de nuestro talento humano siempre lograban el propósito de mejorar.

 Hoy, cuando bajo los lineamientos de la Resolución 123 logramos la recertificación del hospital como institución Acreditada en Salud, sentimos profunda satisfacción pues tenemos la madurez suficiente para afirmar que, de pronto es más fácil llegar a la certificación que mantenerse y mejorar para lograr la recertificación. Este esfuerzo de mejoramiento continuo de la calidad implica contar con una profunda y verdadera transformación cultural y liderazgo de ejemplo. Eso ha sido posible y hace del talento humano del Hospital Infantil Los Ángeles, una verdadera fortaleza y una garantía de servicio hacia los niños.

 Resalto la importancia que tiene para nuestra institución su permanencia en el tiempo y es aquí donde los 66 años de servicios ininterrumpidos a la infancia cobran singular relevancia; considerada la institución como patrimonio de la comunidad nariñense, sus huellas de responsabilidad social por la atención a la población más pobre y vulnerable son indelebles. Concebida como una institución ética, centrada en el usuario y su familia, cuenta con una buena estructura física, humana y de gobernanza cuyo impacto generado en términos sociales ha sido consignado en informes de sostenibilidad internacionales, bajo la Global Reporting Iniciative (GRI 4), orientada para empresas de alta calidad y responsabilidad social.

 La sostenibilidad para el Hospital Infantil Los Ángeles es un verdadero reto que ha implicado buscar las estrategias adecuadas para permanecer en el tiempo, para agregar valor al proceso de atención a los usuarios y sus familias, satisfacer las necesidades del talento humano, de los proveedores, del medio ambiente y de la comunidad a la que sirve, convencida de que la verdadera sostenibilidad corporativa crea relaciones a largo plazo, aprovecha las oportunidades y fortalezas y minimiza las debilidades y riesgos.

 Es aquí donde nuestro esfuerzo no se ve recompensado, donde nuestra mirada se vuelve hacia un país que no protege sus hospitales pediátricos. En los últimos años, cientos de camas pediátricas se han cerrado por no ser rentables y el cierre cada día sigue aumentando, colapsando los servicios de los hospitales pediátricos existentes. Paradójicamente, servicios para niños altamente protegidos por la Constitución y la Ley.

 Hemos vivido entonces muchos años trabajando mejoramiento de la calidad, totalmente comprometidos con ella, satisfechos de la labor cumplida… sabemos claramente que ese es el camino….; sin embargo, hoy con la salud convertida en un negocio, con una tecnología puesta en favor de la facturación y no de la vida, con una competencia desordenada, no regulada y no transparente, con falta de integralidad en la prestación de los servicios, con fraccionamiento de los servicios brindados a la infancia, solo nos queda apreciado Dr. Juan Pablo Uribe, Ministro de Salud, proponerle cambios. En buena hora su presencia al frente de los destinos de la cartera de Salud nos llena de esperanza. Conocemos su trayectoria y su competencia en el saber, en el saber hacer y sobre todo en el ser. Su impecable hoja de vida, sus valores y principios son garantía de un futuro promisorio para el sector.   

 Sabemos de su compromiso con la calidad, Es profundo conocedor de ella. Por eso se sabe que la calidad requiere de incentivos.

 Para los hospitales pediátricos significa apoyo para la innovación e investigación. Significa un manual tarifario propio. Significa apoyo para eliminar barreras de autorización para el manejo del cáncer infantil, considerándolo una urgencia y honrando su pago en el menor tiempo posible.  Significa regular la competencia y desestimular la integración vertical que tanto daño hace al sector salud en términos de calidad. Estoy segura que gracias a su gestión el régimen de incentivos será una realidad.

 Nuestra benemérita casa de salud, cuna de la pediatría regional, fundada por damas de la sociedad nariñense y entregada a perpetuidad a la Diócesis de Pasto, ha dado sus frutos permaneciendo fiel a sus principios y nunca siendo inferior a los retos que le ha impuesto la historia. Por esta razón, ha sido reconocida, referenciada y galardonada.

 Gracias Monseñor Enrique Prado por iluminar, por guiar espiritualmente la institución, por proveer un buen gobierno corporativo, por dejar ser, por dejar hacer, por su confianza en nuestro potencial de servicio hacia la infancia más pobre y vulnerable, permitiendo nuestro crecimiento y desarrollo.

Al recibir con gran satisfacción la recertificación como entidad Acreditada en Salud y agradecer y felicitar especialmente a ese gran equipo de Gestión de Calidad, liderado por la Dra. Carlina Domínguez, queremos compartir también con la sociedad nariñense nuestra certificación de habilitación como la primera Unidad Integral de Cáncer Infantil de Colombia. Esto se traducirá en servicios integrales para los niños con cáncer y seguramente en una mayor supervivencia para ellos. Felicitaciones a la Dra. María del Rosario Álvarez y su equipo de trabajo, a Nancy, Edilma, Olga y al equipo humano que lideró el proceso hasta la certificación. Gracias la IDSN y al Minsalud por su apoyo. Al Dr. Luis Eduardo Bravo, científico nariñense, por crear nuestro registro institucional de cáncer en alianza con VIGICÁNCER  y en especial a nuestros aliados estratégicos de Nariño sin los cuales no sería una realidad este proyecto.

Traducir página »