El Hospital Infantil Los Ángeles fue una de las instituciones convocadas por la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC) a participar en el primer conversatorio virtual “Experiencias en el diseño y preparación de las Contingencias Hospitalarias para el manejo del SARS COV-2”, junto con la Fundación Santafé y el Hospital General de Medellín. 

A través de estos encuentros virtuales se busca fortalecer el aprendizaje hospitalario durante la presente coyuntura de emergencia por COVID-19. “Es una agenda académica de 10 sesiones que hemos programado entre conversatorios y conferencias que se extenderán hasta el mes de septiembre, en las que divulgarán a nivel del gremio hospitalario las acciones de preparación administrativa, funcional y operativa frente a la actual contingencia por COVID-19, cómo se están afrontando las amenazas y cómo se han creado las condiciones de actuación en la prevención y control de la emergencia sanitaria”,  explicó el director general de la ACHC, Dr. Juan Carlos Giraldo Valencia.

Por el Hospital Infantil Los Ángeles participaron como panelistas la gerente general Dra. Doris Sarasty Rodríguez y la intensivista pediatra Dra. Liliana Mazzillo Vega; por la Fundación Santafé la exposición estuvo a cargo del director general, Dr. Henry Gallardo Lozano y por el Hospital General de Medellín la presentación la realizó el intensivista de adultos, Dr. Juan José Vélez Cadavid.

“Esto es algo nuevo, inesperado y retador para todos, que cambió la estructura hospitalaria, los procesos y procedimientos, dando un giro a la forma de gerenciar y prestar asistencia. Para el Hospital Infantil Los Ángeles se constituyó en una fortaleza contar con un robusto Sistema de Garantía de Calidad, siempre trabajando con el ciclo PHVA, mejoramiento continuo y con una cultura de seguridad del paciente que favorece los resultados, permite la identificación de oportunidades de mejora y deja lecciones aprendidas”, expresó la Dra. Doris Sarasty.

Explicó que, “La estrategia de Gerencia del Día a Día contiene acciones para antes, durante y después de la pandemia con la estructuración de un Plan de Contingencia COVID-19 liderado por el Comité Hospitalario de Emergencias, con una estructura organizacional compuesta por un equipo de atención COVID, equipo de Respuesta Inmediata (ERI), un equipo de atención NO COVID, equipo de enlace Gestión Cliente-Usuario y un equipo de Gestión de Información, apoyado por las áreas de Recursos Físicos, Servicio Farmacéutico, Talento Humano, Comité de Vigilancia Epidemiológica y Ambiente Físico.

El Plan de Contingencia Hospitalario está articulado a la red para la atención COVID-19, liderada por el Instituto Departamental de Salud de Nariño conformada por las IPS y EPS privadas, públicas y mixtas y los entes territoriales de primero, segundo y tercer nivel de atención. Se trazaron unas rutas de atención de adultos, gestantes y pediátricas, encabezada esta última por el Hospital Infantil Los Ángeles.

A partir de la declaratoria de emergencia sanitaria, el servicio de Urgencias se transformó en Urgencias Respiratorias solamente y el servicio de Consulta Externa se convirtió en Urgencias No Respiratorias destinado únicamente a la atención de pacientes con enfermedades crónicas, enfermedades huérfanas,  controles post-operatorios y Teleconsulta. La expansión para la atención exclusiva de pacientes COVID-19 se realizó hacia las áreas de Especiales y Lactantes y se ha previsto el montaje de un hospital de campaña en el parqueadero de la institución”.

Es importante destacar la presentación de 2 proyectos a la Gobernación de Nariño,  Planeación Nacional y Ministerio de Salud y Protección Social  para la Dotación de equipos para expansión de UCI y Dotación para expansión hasta Hospital de Campaña.

En relación con el Talento Humano, se han fortalecido los procesos de sensibilización, motivación y capacitación para obtener el compromiso del personal, especialmente de primera línea de atención, que ha enfrentado el temor a esta situación desconocida. La gestión de donaciones se ha constituido en una tarea importante para garantizar la adquisición de elementos de protección personal.

Gracias al apoyo de un Comité Editorial se organizó la Biblioteca COVID donde se agrupa toda la normatividad en sus diferentes niveles, se actualizan y divulgan permanente las guías y protocolos de manejo y demás documentos que le han permitido al talento humano fortalecer su conocimiento.

Hay que  destacar el manejo dado a los aspectos de salud mental y de respuesta a la violencia de la Misión Médica contando con el apoyo de los profesionales en Psiquiatría y Psicología con los que cuenta la institución.

En cuanto a los resultados financieros es evidente el descenso en los ingresos debido al cierre de los servicios de Consulta Externa, Cirugía programada, Albergue de Paso, Centro Lúdico y Aula Hospitalaria. La ocupación de camas hospitalarias bajó a un 65% con pérdidas del 50% en la facturación.

“El Hospital Infantil Los Ángeles comprendió rápidamente que la pandemia era una oportunidad para crear valor social; en este sentido, fortaleció la articulación de redes de apoyo para lograr que el proceso de atención se mantenga confiable y seguro. La emergencia sanitaria ha afectado la Experiencia del Servicio, la cual se vio alterada por la segmentación del flujo de atención, por el miedo al contagio, las estancias prolongadas sociales no pertinentes, la disconformidad por la restricciones de visitas y movilidad interna y el descontento frente al doloroso proceso de manejo de cadáveres para salvaguardar la salud pública sin tener en cuenta la interculturalidad”, manifestó la Gerente General

En materia de Gestión de Información, el Hospital Infantil Los Ángeles está comprometido con los nuevos retos que impone la era digital afianzando aspectos como capaciones virtuales, Teleconsulta, trabajo en casa y seguridad de la información. El fortalecimiento del proceso de Minería de Datos ha permitido tomar decisiones basadas en el Análisis de Datos y Estadísticas.

Como fortaleza se destaca el seguimiento a la situación epidemiológica local, regional, nacional y mundial, además de la consolidación de información y análisis de casos pediátricos COVID-19 y seguimiento al comportamiento de la sintomatología  a través del Comité de Vigilancia Epidemiológica y Comité de Infecciones. Esto ha permitido el aislamiento oportuno y adecuado de los pacientes y personal de salud con alto grado de exposición y toma de muestras a contactos estrechos e identificación oportuna de nuevos casos positivos en familiares.

Como parte de la red de instituciones de Colombia que realizan vigilancia centinela de infección respiratoria aguda grave (IRAG), el Hospital Infantil Los Ángeles ha logrado adherirse con mayor facilidad al diagnóstico y definición de casos.

Finalmente, la Dra. Doris Sarasty  envió el siguiente mensaje: Desde el hospital que abraza, protege y cuida a los niños, un mensaje no solamente de resistencia sino de resiliencia, para no solo capotear el temporal sino salir fortalecidos con claras lecciones aprendidas, con una nueva visión del mundo y una nueva cultura organizacional, concluyó.