atintegralPara el Hospital Infantil Los Ángeles integralidad significa no solo prestar servicios con personal experto y competente en el manejo de niños y adolescentes, tener una estructura de servicios adecuada para sus necesidades y expectativas, tener unos procesos que garanticen el continuo del cuidado basados en los derechos del usuario y en los derechos del niño hospitalizado, sino adicionalmente tener la visión del niño como niño y no como adulto pequeño, no como el portador de una enfermedad sino como un ser humano compuesto por mente, cuerpo y espíritu, procedente de un entorno cultural específico con una familia portadora de necesidades y expectativas a satisfacer.

Por lo anterior, diseñamos y planeamos nuestros servicios agregando valor permanentemente una vez identificados todos los aspectos anteriores y defiende en el sector la presencia y permanencia de los hospitales pediátricos como el máximo símbolo de la integralidad en la prestación del servicio a niños, niñas y adolescentes. Bajo este contexto, el niño usuario del Hospital infantil encuentra espacios lúdicos de formación en valores y construcción de ciudadanía y paz, espacios educativos donde se le respeta el derecho constitucional a la educación en situación de vulnerabilidad, el derecho al juego a través del clown hospitalario y a que su familia durante su estancia pueda acceder a conocer su responsabilidad en la gestión de su salud, la promoción y prevención de la misma y estilos de vida saludables, gozar de un albergue subsidiado y a permanecer junto a su hijo enfermo participando de su cuidado y tratamiento. Como institución católica el acompañamiento en el dolor, el sufrimiento y la muerte agregan valor al niño y a su familia a través del programa de Humanización.